La Comarca

COMARCA DE LAS CINCO VILLAS: UN RINCÓN DE ARAGÓN PARA PERDERSE

Tal y como resume el lema de la Comarca de las Cinco Villas se puede afirmar que esta región aragonesa es un espacio único, y, en muchos casos, totalmente desconocido, que deslumbra al visitante por su riqueza natural, monumental y gastronómica, además de por su oferta deportiva y de turismo activo, otra forma de descubrir este amplio territorio.

La Comarca de las Cinco Villas posee 3.067 kilómetros cuadrados de superficie, siendo, con ellos, la más extensa de Aragón. Un espacio en el que se diseminan sus 31 municipios (más 14 localidades pedáneas) en las que viven algo más de 30.000 vecinos.

Sus peculiares características geográficas y también geológicas la convierten en un enclave único, con muchos lugares singulares, como las Bardenas cincovillesas, o la zona prepirenaica, en el lado más septentrional, coronada por la Sierra de Santo Domingo, declarada Espacio Protegido Natural por el Gobierno de Aragón. Así, fue la primera comarca aragonesa en contar con esta distinción, concedida el 8 de abril del 2015.

La Comarca de las Cinco Villas aglutina, además, 857 tipos de paisajes especiales reconocidos varios de ellos con la máxima calificación (un 10) otorgada por el Gobierno de Aragón.

Del mismo modo, las Cinco Villas también son famosas por su historia, que ha quedado reflejada en sus monumentos, entre los que el Románico es el estilo predominante, pero también hay restos romanos, como en el yacimiento de Los Bañales; magníficos castillos, como el de Sádaba, y las torres militares de Yecra y Óbano, así como las bellas iglesias, que destacan en el paisaje que conforman los cascos antiguos declarados conjuntos artísticos, como son los de Sos del Rey Católico y Uncastillo, a los que se suman las bellas juderías que se mantienen intactas en municipios como El Frago o Biel y otras localidades de la Val de Onsella.

Y todo, sin olvidar, la excelente gastronomía local, con productos frescos de la huerta, o elaborados, como mermeladas, patés o vinos ecológicos y creaciones dulces, especialmente tortas tradicionales, que invitan a degustar las Cinco Villas y vivirlas con los cinco sentidos. Un territorio que resulta difícil resumir en unas líneas, por su amplitud, oferta turística y variedad. Por ello, lo mejor es descubrirlo.

Logotipo de La Comarca Mapa de las Cinco Villas